miércoles, 10 de octubre de 2012

A la SEMINCI le nacen enanos: quiere cobrar 30 euros a cada periodista para cubrir el festival

¡Mis queridos palomiteros!

La que se ha montado. Con el movidón de la crisis económica que agobia a España, ahora la SEMINCI, el tradicional festival de cine religioso -ya en su 57 edición- ha decidido cobrar cuota a cada periodista, en concreto 30 euros, para poder informar. Y entonces se han disparado todas las alarmas. Naturalmente, estoy en contra de pagar nada.


La FAPE, por su parte, considera que la cuota por acreditación que cobrará el festival a los periodistas es un ataque al acceso libre a la información.

La Federación se suma así a las críticas de la Asociación de la Prensa de Valladolid que ha destacado el malestar de los profesionales locales ante la medida adoptada por la dirección del Festival Internacional de Cine. 

Canal de Cine de la SEMINCI




La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) apoya a la Asociación de la Prensa de Valladolid (APV) y se suma a su crítica ante la decisión tomada por el Patronato Rector de la SEMINCI que obliga a pagar una cuota de 30 euros para la acreditación de cada periodista que vaya a realizar la cobertura de la próxima edición del festival de cine. 

En opinión de ambas organizaciones profesionales, pagar por informar es un ataque a uno de los principios básicos del periodismo, el derecho a un acceso libre a la información.

La actriz Ángela Molina y el compositor Alberto Iglesias serán galardonados con la Espiga de Honor




Esta medida ha causado malestar entre los profesionales de la información de Valladolid, ya que, por primera vez, sus medios de comunicación tendrán que pagar para que ellos puedan realizar una cobertura completa del festival, es decir, realizar su trabajo de informar a lectores, oyentes o espectadores, sobre un evento cultural de interés internacional y de incuestionable importancia para la ciudad.

Para la Federación y la APV esta decisión sienta un peligroso precedente que va en contra del Código Deontológico de la FAPE, que establece en su Artículo 11 que el periodista “defenderá siempre el libre acceso a la información proveniente o generada por las administraciones públicas” obligadas a una transparencia informativa, siendo la SEMINCI una institución cultural financiada mayoritariamente por instituciones públicas.

Así que la FAPE, en un comunicado, solicita al Patronato Rector de la SEMINCI que reconsidere esta decisión de cobro de una cuota de acreditación para la prensa para la inminente 57ª SEMINCI y de cara a próximas ediciones de un festival de cine que la FAPE y la APV respetan, apoyan y ayudan a difundir como parte del patrimonio cultural de Valladolid.

¿Desde cuándo el acceso libre a la cultura, para informar sobre ella después, cuesta dinero? ¡Sería siempre al revés! A ver si el sagaz ministro Wert me saca de dudas. ¡Ah, no, quita, que él siempre va invitado...!