martes, 20 de noviembre de 2012

Rajoy deja a los ancianos sin su euro para ir al cine

¡Mis queridos palomiteros!




En la mañana de este martes la noticia saltaba en las redacciones. Y es que el director general de Mayores de la Comunidad de Madrid, José Ramón Méndez, ha afirmado que en 2013 la Comunidad no va a ofrecer el programa de 'Mayores de Cine', por el que en años anteriores mayores de 60 años podían ver películas de estreno por un euro los días que establecía el programa.

“No se va a ejecutar el programa de mayores de cine este año”, ha declarado el director general de Mayores en la Comisión de Asuntos Sociales que se ha celebrado hoy en la Asamblea de Madrid, donde ha comparecido el consejero del ramo, Jesús Fermosel, para dar cuenta del presupuesto de su cartera para el año que viene.

Según se ha podido saber, el millón de euros que se destinó el año pasado a este fin se va a destinar a financiar servicios esenciales y, además, ya se han puesto en marcha otras iniciativas como cursos de informática o de formación sobre accidentes y se ha potenciado otros como 'Mayores a escena'.

El Programa Mayores de Cine cumplió el año pasado siete años y está enmarcado en el conjunto de actividades de envejecimiento activo que diseña la Comunidad de Madrid para ofrecer a los mayores de 60 años la posibilidad de llevar una vida saludable, de ocupar y enriquecer su tiempo libre y, sobre todo, de prevenir e incluso evitar posibles situaciones de dependencia o de soledad.

Rajoy, fiel a su obsesión por los recortes, elimina el impuestazo a los ancianos, que si quieren ver cine, ahora tienen  que pagarlo a 9 euros, con la subidita del IVA. Otro acierto rajoniano, cuando en España el SMI está en 641 euros al mes, y algunos jubilados ni si quiera han podido acceder a cobrar una pensión no contributiva. Pero con su euro al menos podían ver cine… ¡incluso cine español…! Que como todos sabéis no es malo ni cutre, sino sectario e ideológico.

Y cuidadín ahora que empieza la "reforma" de financiación del cine... para todos los públicos. ¡Cuerpo a tierra!