miércoles, 1 de agosto de 2012

Del mal gusto al esperpento: ‘Manolete’ se estrenará en España... seis años después


¡Mis queridos palomiteros!

Mal que me pese ya se conoce la fatídica noticia. El esperpento, el caos y el mal gusto se han alineado, a través de Andrés Vicente Gómez, el productor, y Manolete se estrenará en España. 

Se trata del “biopic” de producción nacional, rodado en 2006, sobre la vida y amores del célebre torero cordobés Manuel Laureano Rodríguez Sánchez, “Manolete”, muerto por la cogida de un toro el 29 de agosto de 1947. 



Ha contado con un presupuesto de 20 millones de euros y la presencia del oscarizado actor norteamericano Adrien Brody (de notable parecido físico con el diestro) como protagonista, y la también oscarizada actriz española Penélope Cruz en el papel del gran amor de su vida, Lupe Sino. Eso sí, llega a los cines el día 24 de agosto, sin promoción y con sólo 50 copias y envuelta todavía de un malrollismo humeante.  



Su productor, el otrora prolífico productor Andrés Vicente Gómez -ligado a la progresía ideológica más cañí-, que dejó un reguero de deudas en relación con la película, aseguró que ya ha resuelto la principal de ellas, o al menos la que impidió el lanzamiento de la cinta en su país de origen (se ha visto en diferentes países de Europa, Norteamérica y hasta en el Magreb), la que tenía con la empresa de construcción de decorados Moya, cuya demanda judicial y reclamación al Ministerio de Cultura “vetó” el estreno comercial. Ahora, es más que posible que buena parte de la taquilla sirva para pagar al menos una parte de esas facturas impagadas.



Sin embargo, dada la fila de acreedores y la escasa ambición de su estreno, que a cargo de la distribuidora independiente Premium sólo contará con 50 copias (la mitad de las que tuvo por ejemplo en Francia), y no tendrá campaña promocional por incomparecencia de sus protagonistas, a los que también les ha costado cobrar, no es de prever que haya demasiado que repartir.

Manolete, escrita y dirigida por el holandés Menno Meyjes, que la filmó en inglés (en España se estrenará doblada exclusivamente), recibió críticas mayoritariamente negativas allí donde se lanzó. Recomiendo vivamente, palomiteros, que os leáis la crítica que de la película ha hecho Rubén Amón en el diario El Mundo, ayer, 31 de julio.  



En su día se presentó como uno de los proyectos más ambiciosos y caros del cine español, pero ha acabado siendo un filme “maldito”, como luego ha ocurrido por motivos diferentes con La mula (2009), de Michael Radford, que también continúa inédita. En este caso por otras cuestiones ideológicas, nacidas al amparo de lo que en su día dijo González-Sinde, la ex ministra de Cultura: “que era lesiva para el interés público”. No, hija, no. Lo que pasa es que cuenta la historia de la guerra civil sin partidismos, ni sectarismos. Y eso es algo que los que perdieron la guerra no pueden asumir



Lo de Manolete es otra de esas grandes meteduras de pata históricas, que para pasar al anecdotario está bien, pero no como fruto de un análisis serio sobre la figura del torero y del hombre, por lo que se espera que se ruede otra película en condiciones para honrar la memoria de tan gran torero, y de ser posible de la mano de asesores especializados que no se dejen llevar por las frivolidades chuscas tan habituales en las telemierdas, perdón, de Tele 5, y sus biopics fallidos Carmina (sobre la turbia vida de la primera mujer de Paquirri -de vergüenza ajena- o Mi gitana (sobre la vida de la “viuda de España”, otra de las tonadilleras de Paquirri que deja en muy mal lugar a todos sus protagonistas). Si ya me lo tengo dicho, mucho lerele y poco larala... ¡¡Qué ganas de juzgar a los muertos a la carta!! ¡Mal fario!

Por todo lo expuesto, ruego que os abstengáis de ir a ver Manolete, salvo que os guste perder el tiempo... y el dinero.